Zumos Cal Valls

Zumos Cal Valls

El contenido del desayuno varia más bien poco, contrariamente a lo que sucede con otras ingestas de la jornada. Su volumen fluctúa más o menos, dependiendo de nuestro apetito, del tiempo de que dispongamos e incluso de nuestra corpulencia. Sea como sea, un desayuno agradable y equilibrado se articula alrededor de cuatro componentes esenciales: una bebida, un lácteo, un cereal y una fruta.

* Una bebida: para hidratarse tras el ayuno nocturno y poner el tubo digestivo en condiciones favorables para alimentarnos.
* Un lácteo: para aportar calcio a nuestro esqueleto y proteínas útiles para la renovación celular. En el caso de los niños, estos dos elementos nutritivos (calcio y proteínas) favorecen el crecimiento.
* Un cereal: para proporcionar energía a la musculatura y, paralelamente, nutrir el cerebro gracias a los glúcidos (azúcares) lentos que contienen.
* Una fruta: por sus vitaminas y sus minerales, esenciales para el buen funcionamiento del organismo, así como por su contenido en fibras, que sacian y son necesarias para la regulación del tránsito intestinal. (más…)